En pasados días se llevó a cabo la bendición del nuevo altar, la sede y el ambón del Templo Parroquial Nuestra Señora de Las Mercedes, una obra que adelantó en su permanencia en esta parroquia el presbítero Libardo Aristizábal Sánchez, hoy vicario de la zona norte del departamento y párroco del Municipio de Pácora.

Jairo Carmona ofició la eucaristía

A la ceremonia de bendición asistieron algunos sacerdotes de la región, incluyendo al padre Libardo y el padre Jairo Carmona quien también fue párroco del Municipio por espacio de 6 años y a quien se le debe además la gestión de varias obras de la Parroquia como la construcción de la Casa Cural.

Se contó con la participación de la comunidad religiosa del Municipio para la ceremonia de bendición. Esta obra tubo una inversión cercana a los 20 millones de pesos y fue elaborada por un artesano de la ciudad de Pasto.

se destaca en el altar la talla de la última cena y en ambón o sitio de la palabra la talla del cordero.

COMPARTIR
Artículo anteriorSe gozan la navidad
Artículo siguientePersonería rinde cuentas

DEJA UNA RESPUESTA